martes, abril 25, 2006

El hábito hace al monje

Recientemente leí un artículo en una revista de negocios de esas que reza su nombre como que se expandiera - para todos aquellos que no pudieron cifrar el nombre de la revista, ésta es Expansión - pues bien, en éste artículo daba cuenta de un asunto que parecerá absurdo pero tiene un bloque de verdad como de una tonelada sobre de sí.

El hábito sí hace al monje, aunque dice el refrán original que no lo hace, pero ¿qué creen? que sí. En este estudio se analizó el comportamiento de un grupo de personas frente a un problema ejecutivo y les fueron puestos alrededor a manera de decoración algunos instrumentos que no tenían para nada que ver con la solución del problema, meramente puestos como parte de la escenografía.

A ambos equipos se les dió el mismo problema a resolver, a uno de los grupos se les colocaron en un lugar donde había artículos de oficina tales como engrapadora, agenda, pluma ejecutiva, etc. Mientras que al otro equipo en un lugar donde tenían implementos que no tenían nada que ver con la oficina e incluso eran diferentes entre sí.

El resultado fue que los que tenían implementos de oficina reaccionaron ante el problema con respuesta ejecutivas, mientras que los que tenían implementos diversos dieron otras respuestas que no tenían caso. La conclusión fue que las personas fueron influenciadas en su comportamiento gracias a los implementos que estuvieron a su alrededor. Lo que nos dice que en casa del jabonero el que no cae resbala... bueno, bueno, no es que me ponga a filosofar con cuando refrán me encuentre en mi camino.

Pongamos el ejemplo en términos de negocio, pero reflexiona y responde tú mismo a las preguntas: tiendas Mac, ¿cómo son? las cafeterías de Starbucks ¿cómo son?, las oficinas de gobierno ¿cómo son? (perdón si a alguien ofendí con esta pregunta), las agencias de publicidad ¿cómo debieran ser?, el lugar donde trabajas tú ¿cómo es? o ¿cómo debiera ser?

El medio que te rodea te influencia, tal vez sólo por eso a un contador le sería sumamente incómodo trabajar en un lugar donde hay mucho desorden, como por ejemplo una agencia de publicidad, porque necesita estar en su ambiente, tal vez sólo por eso a un creativo de una agencia de publicidad le parecería excesivo pedirle que vaya a trabajar de traje, o a un alto ejecutivo o directivo de una importante empresa ir a trabajar en jeans. O tú ¿qué piensas?

La vida es en sí un experimento
Mauricio Martínez R.
mau_76@hotmail.com

P.D. YA VIENE, XXX AÑOS, ARTÍCULOS, REFLEXIONES...

1 comentario:

Fairywindy dijo...

Hola Mau!!!! Regresè por fin!!
Decía mi abuelita que si bien es cierto que el hábito no hace al monje, si lo caractriza. Entonces de acuerdo a lo que escribes es cierto lo que ella me decía. No te hará ser, porque todo eso lo traes en tu formación, pero te dará el ambiente que necesitas para desempeñarte, tal y como tu comentas.
Un besototote y un abrazototote tambien.