miércoles, agosto 16, 2006

Marketing y Obrador


Miles de veces se ha satanizado al marketing cuando hablamos de democracia, porque se toma al marketing como acciones tramposas, mentirosas, y faltas de responsabilidad o sentido.

Como defensor del marketing en todos los aspectos de la vida, quien diga que el marketing es una acción tramposa, es una persona que carece de el mínimo conocimiento sobre la materia que lo imposibilita de hacer cualquier comentario al respecto.

Pero si esa persona tiene "estudios", o según él cree tener facultad sobre el tema, me temo que estaríamos frente a un idiota. Porque las acciones del marketing no las hace el marketing por si solo, son las personas quienes hacen uso de esta herramienta.

El marketing, nuevamente lo digo, como lo he expuesto cientos de veces - mentira, como algunas decenas - aquí en el blog, es una serie de procesos gerenciales que se llevan a cabo basadas en la satisfacción de necesidades latentes o potenciales.

López Obrador, sí, el, el, ha hecho uso del marketing como ningún otro candidato en la historia del país, basta mencionar el personaje caricaturesco de Obrador, que tuvo la finalidad de contrarrestar la imagen de "peligro para México" ¿Cómo puede ser una persona un peligro para México si su personificación caricaturezca es tan simpática y tan tierna?

Bueno, la imagen que están viendo es un contraataque de a alguien quien no le gustó este tipo de manipulaciones a la percepción de la gente, que más que un ataque ya resulta un chiste.

El marketing no es el causante de nuestras desgracias, son las personas que hacen mal uso de este.

La vida es en sí un experimento...
Mauricio Martínez R.
mau_76@hotmail.com

1 comentario:

mark66 dijo...

Totalmente de acuerdo con respecto a lo que comentas del marketing. Últimamente se suele escuchar a menudo la típica frase de: "Ya sabes, puro márketing", utilizada como generalización, y no, no es así. Esto es como el colesterol, que lo hay malo... y bueno, ¿no?
Saludos desde España, All.